Home » Consideraciones » ¿Dónde quedó el pacto por la educación?
Archivo

¿Dónde quedó el pacto por la educación?

Por Joe Benítez

El sector educativo en el 2013-2014 logró alcanzar cifras presupuestarias sin precedentes en la historia Republicana. Por fin la sociedad civil luego de múltiples reclamos y marchas multitudinarias, conquistó la aplicación del anhelado 4% para la educación dominicana, este hecho trajo como consecuencias un plan piloto para crear la tanda extendida, construcción de escuelas y centros educativos en lugares remotos de la nación y que nunca antes sus habitantes  imaginaron tener un centro educativo, se democratizó la forma de selección del cuerpo docente mediante concurso en toda la geografía nacional y, el salario magisterial mejoró notablemente.

Todo esto causó un impacto en el capital político a favor del gobernante de turno, Danilo Medina Sánchez, quien firmó en la campaña presidencial del 2012 el acuerdo del  4% a educación si se concretaba su ascenso al poder, efectivamente, así lo hizo.

El gobierno y la Asociación de Profesores Dominicanos (ADP) acordaron un pacto por lograr desterrar por siempre las lagunas y deficiencias intelectuales que se mostraba en niños de la educación pública, respecto a niños provenientes del sector privado.

Los maestros se someterían a evaluación periódica por parte del personal técnico del Ministerio de Educación, hacer maestrías y diplomados, todo esto, para tener un material docente mejor calificado y cualificado, desde esa perspectiva, saldría de las aulas ciudadanos mejores formados y capaces de estar al nivel de estudiantes de otras naciones del mundo, con iguales condiciones.

El compromiso del gobierno lo define la Constitución en su artículo 63 numeral 10, pero el actual ministro de Educación Andrés Navarro esta intransigente, y no honra dicho acuerdo, actúa como un dictador en una sociedad democrática de derecho (aunque sea en letras muertas) y por este motivo, la asociación dominicana de profesores utilizo su método de lucha tradicional, la paralización de docencia en todo el país.

Navarro de manera unilateral decidió parar las negociaciones con la ADP y la amenazó de sustituir a todo maestro que no cumpla el horario educativo, acción que es intolerante, prepotente y poco atinada.

Poner 91 mil maestros en contra de este gobierno podría ser un desastre directo a la gestión del presidente Danilo Medina, un ministro del siglo XXI debe ser capaz de hacer que la clase magisterial se sienta cómoda en las aulas, mediante métodos persuasivos, no intimidante ni coactivo.

En la cabeza de quién cabe sustituir 91 mil docentes, con 6,400 maestros. Una sociedad con profesores altamente cualificados y bien remunerados como lo ordena la constitución, es una sociedad que avanza hacia el camino a la libertad.

Ojalá el ministro Navarro entienda eso.

 

 

__________

Sígueme  en Twitter: @Joeradiotv

Comentarios

comments

Sobre Wilson Rodriguez

x

Check Also

EE.UU. vece a RD y conquista la medalla de oro

CAÑETE, Lima.- Estados Unidos se convirtió en el país más ganador de la historia de ...

A %d blogueros les gusta esto: